COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN DE VECIN@S DE SAN JORGE-SANDUZELAI

Barrio de la Justicia, Ciudad de la Justicia, Comarca de la Justicia. 

Con motivo de presentarse públicamente la memoria judicial de 2007, ha sido recogida en los medios de comunicación con especial relieve la petición realizada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Manuel Fernández, de que se utilicen los terrenos de la actual cárcel para la ampliación de las instalaciones de los juzgados. Ante la propuesta del Gobierno de Navarra de elevar dos nuevas plantas en el actual, y por lo visto prematuramente empequeñecido, Palacio de Justicia, el Sr. Fernández lleva su contrapropuesta al Pleno del Parlamento y pronto la comunicará a la Sra. Alcaldesa  de Pamplona, ya que el Ayuntamiento es el propietario de ese apetecido terreno. 

Es deprimente ver al Pleno del Parlamento de Navarra enfrascado en debatir sobre la ubicación de unas ampliaciones, -cuya necesidad no discutimos-, en terrenos o edificios que no comportan grandes modificaciones legales en lo que a planificación de ciudad o calificación de suelo se refiere, y no hayan sido capaces de organizar un solo Pleno para debatir, justificar, hacer comparecer al Consejero de Justicia del gobierno navarro, o cualquier otra gestión, sobre la ubicación de la nueva cárcel de Navarra.

Políticos de todos los colores hechos y derechos que no se atreven, salvo alguna honrosa excepción, a plantear la cuestión del emplazamiento del nuevo Centro Penitenciario, que desde el año 2004 en que se les instó a ello, no piden cuentas ni razones al Gobierno del porqué se elige una Reserva Paisajística para hacerlo cuando existen otras opciones menos dañinas, y sin embargo debaten a botepronto y con improvisación manifiesta sobre lo que de manera colateral les plantea el Presidente de TSJN.  

En otras palabras, hacen “juegos florales” parlamentarios sobre unos cientos de metros cuadrados de ampliación de los juzgados, y nada, ¡¡ absolutamente nada !!, sobre casi 26 hectáreas, 260.000 metros cuadrados, de ocupación de una zona medioambientalmente protegida y donde pueden verse gravemente transgredidas leyes como la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo o la del Plan Municipal de Pamplona-Iruñea.

No es extraño que en un reciente artículo titulado “Yo acuso” (Diario de Navarra 16/04/2008 ) y refiriéndose al tema de la nueva cárcel, el autor del mismo, ingeniero de caminos y persona reconocida por su trabajo en la Comarca de Pamplona, calificara a los actuales grupos parlamentarios de inútiles para la defensa de los intereses ciudadanos. 

Finalmente, dado que el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra entiende de ubicaciones adecuadas y no adecuadas para la, por lo visto necesaria, ampliación de instalaciones judiciales le pedimos que se pronuncie por lo adecuado o no de la construcción de la nueva y gigantesca cárcel en una colina de nuestra ciudad, tradicionalmente respetuosa con sus ripas y elevaciones, que estaba reservada para convertirse en el único parque urbano comarcal al noroeste de Pamplona, ya que al fin y al cabo la cárcel también es una instalación de carácter judicial.

Y comprobado también que el Sr. Fernández tiene ilusión porque se consolide un “barrio de la justicia” (o quizá “ciudad de la justicia”), y a pesar de su probable frustración porque le quiten la actual cárcel de dicho barrio, le pedimos que considere si es justo que las costosas y laboriosas planificaciones, tanto forales como municipales, plasmadas en leyes, -realizadas entre otros fines para preservar espacios naturales, forestales, paisajísticos, etc., que aunque de manera muy insuficiente, tratan de compensar los excesos de asfalto, hormigón y ladrillo de los que estamos colmados-, queden en agua de borrajas y se incumplan por quienes primero debieran defenderlas 

En definitiva, le pedimos que como Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra trascienda del “barrio de la justicia” hasta por lo menos la “comarca de la justicia”,defienda el cumplimiento de la ley que establece, a través de las Normas Urbanísticas Comarcales, que la colina de Santa Lucía-Soltxate debe seguir siendo protegida como Reserva Paisajística y que así pueda ser en el próximo futuro el Parque Urbano Comarcal a que está destinada. 

En Pamplona-Iruñea a 26 de abril de 2008

Anuncios

Hemeroteca

18/04/08 Diario de Noticias y Diario de Navarra

LA NUEVA CÁRCEL NO ES EL PROBLEMA

El problema es su ubicación.

Han tenido la descerebrada idea de elegir uno de los peores sitios, la colina de Santa Lucía-Soltxate, y digo uno de los peores, porque lo único que les ha faltado es poner el dedo en la Vuelta del Castillo, Yamaguchi, Taconera o la Media Luna.

No digo ninguna burrada, por que el sitio elegido para hacer la nueva cárcel podría ser en el futuro, si no lo destrozan, un lugar más entre los mencionados, ya que está declarado como reserva paisajística y reserva forestal natural, una zona que podría servir a la vez de pulmón de oxígeno a la muy rápida expansión urbanística.

De la misma manera que hoy nos podemos dar un paseo por la Vuelta del Castillo o Media Luna, cualquier vecino de Pamplona podría pasear el día de mañana por la colina de Santa Lucia, si la han respetado como zona protegida.

Quisiera dejar claro que el problema ni es del barrio de San Jorge-Sanduzelai ni es la cárcel, porque la misma salvajada sería la construcción en la colina de un hospital o viviendas de protección oficial.

Da que pensar que, de todas las zonas elegidas para la ubicación de la nueva cárcel, hayan puesto el dedo en la zona que depende exclusivamente del Ayuntamiento de Pamplona…

¿Será más fácil pactar algún interés inconfesable con la alcaldesa de Pamplona?

Si han pensado muchos políticos y amigos constructores otros lugares como Guenduláin, ¿por qué no siguieron con la idea? ¿La construcción de una cárcel oficial no da tanto dinero que las viviendas o hay muchos para repartir?

Por otra parte la Sra. Alcaldesa dice que está en contra de la ubicación de la nueva cárcel, lo dice con la boca tan pequeña que casi ni nos hemos enterado.

Si realmente fuera verdad lo que dice y lo defendiera como defendió el parking de la Plaza del Castillo, el día de mañana tendríamos en la colina Santa Lucia-Soltxate un parque para disfrutar y un motivo para educar a las próximas generaciones sobre la importancia que tiene el ir protegiendo poco a poco el mayor espacio natural posible en el entorno en que vivimos.

Antonio Salinas García

Iruña-Pamplona

Hemeroteca

16/04/08 Diario de Navarra

De la Asociación de Vecin@s de San Jorge-Sanduzelai a Diario de Noticias de Navarra

Estimados Sres de Diario de Noticias de Navarra:

Queremos aclarar y comentar diversos aspectos sobre lo publicado por Vds ante la noticia de que el Consejo de Ministros aprueba la Expropiación Forzosa y el Proyecto para construir la nueva cárcel en terrenos de la Colina Santa Lucía-Soltxate, concretamente sobre el contenido de las páginas 6 y 7 del periódico del sábado 5 de abril de 2008 y sobre la editorial del domingo 6 de abril de 2008.

1.- Es mentira que la cárcel vaya a ocupar sólo el 20% de la Colina. El Sr. Delegado del Gobierno en Navarra viene repitiendo la misma cantinela desde el año 2005 y Vds la repiten como si fuera cierta, cuando disponen de la documentación suficiente como para saber que la plataforma de la nueva cárcel es de 470×550 m, es decir ocupa 258.500 m2, casi 26 hectáreas, y esto supone bastante más del 25% de la Colina. Y eso sin contar todo el terreno perimetral a los muros de esa cárcel que va a quedar afectado por terraplenes, desmontes y rellenos, pues su construcción en medio de la Colina y entre lomas y ondulaciones de pendientes pronunciadas va a convertir en residuales e impracticables una buena porción de metros a su alrededor. Arquitectos con los que hemos consultado estiman que ello aumentará entre un 10% y un 15% la ocupación real. 

2.- No es exacto ni real decir que la cárcel vaya a tener 504 plazas residenciales, además de las 50 habitaciones dobles del Centro de Inserción. Las plazas pueden variar según las necesidades, y desgraciadamente hoy día, a causa del elevado número de reclusos, es conocido el alto grado de hacinamiento que existe en la mayoría de las prisiones. Para manejar un tamaño de cárcel hay que hablar de número de celdas y de superficie ocupada, y en este caso están proyectadas 628 celdas, 504 nominales y 124 complementarias. De la superficie no es preciso repetir lo del párrafo anterior. Si cada celda se ocupa por uno, dos o más reclusos las plazas variarán bastante de unos a otros casos. Diario de Noticias dispone desde hace mucho tiempo de estos datos, por lo que no se entiende que siga repitiendo lo de las 504 plazas residenciales. 

3.- Es una elucubración sin fundamento decir, lo dice el Sr. Delegado y lo repiten Vds en el editorial al que antes nos hemos referido, que se vaya a salvar para zona verde el 80% restante, que para empezar ya no sería más que el 70% restante. Y lo es por varias causas. Primero porque en ese 70% existen en total unos 105.000 m2 de terrenos ocupados por empresas de construcción, de servicios, de infraestructuras eléctricas, de comunicación, etc., con las que hasta ahora no se ha hecho ni el más mínimo intento de negociar su traslado. Es significativo que a ninguno de esos terrenos, repartidos de forma aleatoria por toda la Colina, le afecte la Expropiación Forzosa ahora aprobada. ¿Que cómo es posible eso?, muy sencillo, se ha ido a expropiar lo más fácil y barato, sin ninguna preocupación medioambiental para el futuro

En segundo lugar porque si desde el año 1999, en que se declaró la Colina como Reserva Paisajística, y desde 2002, en que el Plan Municipal la declaró Reserva de suelo Forestal Natural, no se ha dado un solo paso en ese sentido, ¿van a hacerlo cuando la mayor parte utilizable tenga el paisaje de una macrocárcel de 26 hectáreas, (lo equivalente a 35 campos de fútbol no admite comparaciones con la actual cárcel en el barrio de San Juan),  en medio de la Colina, con alturas de 4 plantas, con la orografía totalmente desfigurada y herida? ¿Ustedes creen, en serio, que van a quedar ganas de convertir el resto en zona verde, forestal y paisajística?

4.- El Sr. Ripa tiene razón cuando dice que el 25 de enero de 2007 recibió a dos representantes de la Asociación de Vecin@s de San Jorge-Sanduzelai, pero lo enmarca en unas frases sobre el amplio consenso con el que se ha llegado a la situación actual. Nada más lejos de la realidad. Sólo nos recibió tras dos intentos y sin ninguna actitud de escuchar razones, sino sólo con la intención de explicar lo que ya estaba decidido. No dio, porque no lo tenía, ni el más mínimo argumento a favor de la ubicación de la futura cárcel en la Colina. No ha vuelto a contestar a ninguno de los posteriores escritos que le hemos dirigido. 

Falta descaradamente a la verdad cuando habla de ocho alegaciones presentadas al proceso de Expropiaciones y oculta que las Asociaciones de Vecin@s de San Jorge-Sanduzelai y Buztintxuri presentamos una alegación en plazo y forma, en octubre de 2007, y a la que todavía no hemos tenido contestación, ni recibido noticia de su tramitación. Diario de Noticias, igual que el resto de medios locales de comunicación, dispone del texto de dicha alegación.

5.- En la misma línea de aparentar las consultas y el consenso con todas las partes, señalada en el punto anterior, se dice que “Por añadidura, en octubre de 2007, y coincidiendo con el inicio del proceso de expropiación, …, el convenio suscrito en esta legislatura nacional entre los gobiernos de España y de Navarra o la intervención en el Parlamento Foral de Javier Caballero, consejero de Interior del Ejecutivo autonómico, explicando la elección del emplazamiento y las características técnicas del futuro centro penitenciario.” 

Pues bien, el tal convenio no es otro que el “Protocolo de Intenciones” que se firmó en julio de 2005 entre esos dos gobiernos y que quedó hecho trizas, o si prefieren “en agua de borrajas”, menos de un año más tarde, tras los incumplimientos del Gobierno de Navarra y la decisión unilateral del Gobierno de España de asumir todos los trámites y gastos de la nueva cárcel. 

Pero todavía es peor la mentira sobre la comparecencia ante el Parlamento de Javier Caballero para explicar la elección del emplazamiento y las características de la futura cárcel. ¡¡ Nunca ha comparecido Javier Caballero ante el Parlamento para explicar nada de eso !!. Prometió que iba a hacerlo tras la firma del citado Protocolo de julio de 2005 pero no lo cumplió, y el Parlamento ha sido dejado de lado e ignorado de todo este tema. Diario de Noticias puede acceder al Diario de Sesiones del Parlamento y confirmar lo que decimos.

6.- Y finalmente, capítulo especial para el Editorial del domingo 6 de abril de 2008. Dice, y estamos de acuerdo en ello, que es una buena noticia que se decidan a construir una nueva cárcel, bien dotada para la reinserción de los reclusos, para las relaciones con sus familias, etc, con lo que se podrá abandonar el viejo y lastimoso centro penitenciario actual. Pero a partir de ahí sentimos comunicarles que no dan una:

a) No es una buena noticia para Navarra ni para nadie que se implante una nueva cárcel en terreno protegido medioambientalmente, y que lo va a deteriorar de forma grave, cuando existen muchos otros sitios con parecidas condiciones de accesibilidad, infraestructuras, cercanía al centro, etc., en los que poder hacerla.

b) La actual Colina de Santa Lucía no es un erial. Se cultiva el 92% de su superficie no industrial o de servicios. Son cultivos de cereal, por ser tierra de secano, desde hace muchos años. El editorialista podría haberse dado una vuelta por ella estos días para ver la hermosura de los trigos verdes en pleno crecimiento. Al ser terrenos elevados, su valor paisajístico es evidente, tanto por ser vistos desde las restantes ripas de Pamplona orientadas al norte y oeste, como porque desde la Colina se puede ver toda la zona noroeste de Iruñea y la Comarca, los montes que la rodean, Sarbil, Erreniega,  Sierra de Alaiz, Elomendi, Izaga, Ezkaba, Erga, Gaztelu, Txurregi, Altos de Goñi y Andía, etc., y si el día está claro, estribaciones del Pirineo en dirección este-noreste.

  c) Es muy preocupante que el editorialista no se pregunte por la ausencia absoluta de argumentos y estudios de todo tipo, urbanísticos, de arquitectura, técnicos, sociológicos, medioambientales, etc. que justifiquen la elección de la Colina para construirla. Es uno de los motivos de queja del Ayuntamiento de Pamplona.

d) Lo del Gobierno de Navarra en su conjunto, aunque parece que especialmente lo de su Consejero de Interior, no es consenso. Es silencio vergonzante por hacer las cosas a escondidas, en contra de los criterios que el Parlamento determinó para la cárcel la última vez que trató el tema, (vean la propia hemeroteca del Diario de Noticias en las fechas del 1, 2 y 3 de septiembre de 2004), y a la vez frotarse las manos porque le van a llover del cielo-Gobierno central 90 millones de euros, antes de que en un futuro asuma las competencias penitenciarias.

e) Entre las posibles ubicaciones para la nueva cárcel se barajaron, es verdad, Valdizarbe y Muru Artederreta, pero sería desviar la atención olvidar que la ubicación inicialmente preferida por el Ministerio del Interior y los técnicos de Instituciones Penitenciarias fueron terrenos de Guenduláin. No fueron precisamente protestas vecinales las que dieron al traste con esa idea.

f) Las protestas del Ayuntamiento de Pamplona recuerdan a las lágrimas de cocodrilo. Es verdad que han sido totalmente marginados de la información, búsqueda de lugares, gestiones diversas, etc., pero hay que decir que todo tiene su raíz en la actitud genuflexa mantenida por la Sra. Barcina desde el principio. Van a recibir el premio del solar de la actual cárcel, pero tiene que ser muy duro pasar a la historia como la alcaldesa que perdió para su ciudad un millón de metros cuadrados de zona verde y forestal en una colina paisajística.

f) Es increíble la alegría y ligereza con la que el editorial da por resuelto el asunto de la ubicación de la nueva cárcel y ni siquiera se pregunta por el cumplimiento o incumplimiento de las leyes urbanísticas, del derecho de la ciudadanía a la protección del paisaje y a la calidad medioambiental, a la existencia de unas Normas Urbanísticas Comarcales y un Plan Municipal que tratan de amparar esos derechos. La nueva cárcel es muy necesaria, de acuerdo. Se viene diciendo desde los años 80 y 90. ¿Y desde entonces no han sido capaces de compatibilizar su nueva construcción con esos derechos que cada vez son más importantes?

Sentimos haber tenido que escribirles esta carta, porque mantenemos y queremos seguir manteniendo, una buena relación con Diario de Noticias. A ello se une en muchos casos la amistad y colaboración estrecha con las y los periodistas del Diario que se encargan de la información local y autonómica. No pretende ser una carta ofensiva, y si en algún punto nos hemos pasado, pedimos perdón, pero sí es evidentemente crítica, porque creemos que en este asunto se han juntado demasiados errores, tergiversaciones y mentiras probablemente debidas a fuentes no siempre honestas, ausencias, visiones parciales, etc

Por supuesto, queremos que signifique una crítica constructiva, un compromiso, por lo menos por parte nuestra, para la mejora de la información mutua, del análisis en profundidad, de la aplicación de criterios radicalmente democráticos, de denuncia de la corrupción y de aumento progresivo de la calidad ciudadana, con todo lo que el término ciudadanía comporta.