El Gobierno Foral y la nueva cárcel

El Gobierno Foral celebra el día del medio ambiente en las foces de Lumbier y Arbayún justificando de alguna manera la celebración de este día, enfloreciéndolo con las declaraciones de la conserjería de medio ambiente, que invertirá 1,2 millones de euros en mejorar y mantener el entorno natural de Navarra.

En este día la consejera de medio ambiente del Gobierno de Navarra, podía haber preparado una visita con parte del Gobierno y sobre todo el Sr. Caballero y los medios de comunicación a lo poco que queda de una pequeña colina y toda la zona periférica destrozada por las obras de la nueva cárcel, lugar elegido por el gobierno de Navarra y trasmitido al gobierno de Madrid.

Una zona que esta protegida forestal y paisagisticamente, tampoco se ha podido construir ni lo han dejado hacer ( correctamente ) ni a los propios dueños de los terrenos, este espacio protegido podía ser un parque arbolado para oxigenar toda la zona saturada de hormigón y contaminación, pudiendo ser un lugar de ocio, deporte y encuentro para todo Pamplona.

Menos mal que los responsables de poner el dedo en este lugar protegido no nacieron antes, por que posiblemente ahora no disfrutáramos en nuestra querida Pamplona-Iruña muchos de los parques que tenemos.

Una vez mas quiero repetir ( para que nadie quiera justificar por su necesidad ) que el problema no es que hagan la cárcel en este lugar, el problema es cualquier tipo de construcción .

Por la decisión del Gobierno Foral y su otorgamiento silencio están destrozando un terreno protegido de casi 25 hectáreas, lo equivalente a 32 campos de futbol, cuando la nueva cárcel se puede ubicar en varias zonas no protegidas y mas apropiadas.

Es vergonzoso que una parte del Gobierno Foral sea el responsable de la elección de esta colina protegida pero igual de vergonzoso y responsables son la mayoría del Gobierno Foral con su silencio y pasividad, viendo como se desarrolla todo el problema desde Madrid pero con la complicidad de parte del Gobierno de aquí, pasando por encima de los consejos y el rechazo al lugar elegido de casi 100 técnicos y profesionales del Gobierno de Navarra, Ayuntamiento e independientes, pasando por encima de los permisos municipales, del estudio de impacto ambiental en una zona protegida, pasando también por encima de la opinión de los ciudadanos que han tenido que aportar dinero y presentar un recurso para intentar defender este espacio protegido contra el Gobierno de Madrid y lo mas grave, que han pasado por encima del tribunal supremo que aun no se ha pronunciado si tienen que hacer el estudio de impacto ambiental, por que siendo así y haciendo el estudio correctamente la cárcel no tiene posibilidad que se construya en ese lugar, tal como van las obras dan a entender ( o esa es la imagen ) que también han negociado con los jueces, por que de otra manera ¿ quien pagaría el destrozo que han hecho y el coste de dejarlo como estaba? ¿ si tuviesen que pagar los responsables la obra estaría empezada?.

Tanto la ubicación de la nueva cárcel como el silencio y las pocas intenciones de defender este desastre medio ambiental por parte de U.P.N. como P.S.N con el Gobierno de Madrid, puede tener una explicación: Que la mayoría de los problemas de Navarra estén ya mercadeados y que todos los puestos con sus sillones estén digitalmente ocupados.

Antonio Salinas García

Anuncios